Ante las sequías, AGRO RURAL implementó 60 módulos de forraje verde hidropónico en el sur

Lima, 11 de abril de 2016 En respuesta a los efectos de los climatológicos adversos sucedidos en Arequipa, Cusco y Puno, AGRO RURAL implementó la instalación de 60 módulos de forraje verde hidropónico en comunidades de estas tres regiones, invirtiendo un total de S/ 90,000 soles a un costo de S/ 1,500 soles por módulo.

La instalación de estos módulos es muy ventajosa debido a que producen alrededor de 700 kilos por cosecha (entre 30 y 35 kilos/m²), lo que permite obtener cerca de 1,200 raciones que sirven para alimentar a 50 animales (entre ovinos y camélidos) por un mes aproximadamente.
El forraje verde hidropónico (FVH), es el resultado del proceso de germinación de granos de cereales (cebada, avena, trigo y maíz), que realizan los agricultores durante un período de 10 a 15 días, mediante la energía solar. Entre sus ventajas destacan su alta digestibilidad y palatabilidad, calidad nutricional, cualidades que lo hacen adecuado para la alimentación animal.

forraje_verde2Esta modalidad de cultivo es una alternativa de producción económica que permite ahorrar agua, así como hacer un buen uso del espacio de cada productor. Su tiempo de producción es corto y la siembra puede hacerse en cualquier época del año, por lo que es muy útil ante lapsos de escasez de pastos por eventos climáticos adversos como sequías, heladas, inundaciones, nevadas y lluvias de cenizas volcánicas.
Los módulos (camas) de producción se ubican sobre el suelo y están construidos de plástico negro sostenidos por estacas y alambre. Miden 10 metros de largo por 1 metro de ancho, tamaño que se puede adecuar a la disponibilidad de área del agricultor. Además, cada módulo se divide en secciones que permiten obtener forraje de forma escalonada.
Es así que utilizando módulos de producción de FVH durante un año, se pueden llegar a producir 8,400 kilos de alimento para animales a un costo de S/ 0.18 soles por kilogramo, por lo que constituye una solución a la problemática de escasez de alimento.

Los pobladores de las comunidades en las que se realiza esta práctica, se encuentran muy satisfechos, tal como lo manifiesta Gerónimo Quispe Mamani, miembro de la comunidad campesina de Lenzora, distrito y provincia de Lampa de la región Puno. “La producción de forraje verde hidropónico resulta una experiencia muy importante para nosotros, especialmente en estos momentos que estamos padeciendo de sequía. Los pastos y forrajes son escasos. La producción de este forraje resulta una opción agradable para nuestros animales (vacunos y cuyes). Esperamos que estos apoyos sigan viniendo para nuestra comunidades”, dijo.

Deja un comentario