En Carabaya (Puno), miles de hectáreas para cultivar café orgánico

Lo destacable de este proyecto, es que 70 familias dedicadas a la minería, se han convertido en agricultores y son parte de ese contingente humano que han optado por la agricultura, dejando de lado aquel trabajo forzado de la minería informal, donde el ser humano se denigra y contamina el medio ambiente con el fin de conseguir unos cuantos gramos de oro, utilizando elementos químicos nocivos para la salud y el medio ambiente.

Persuadidos por el Ministerio de Agricultura a través de Agro Rural de la Agencia Zonal Carabaya, desde allí se diseñan, modelan y se sensibilizan a quienes hoy son los actores directos y se mueven tirados por su voluntad, sabiendo que este trabajo es el futuro de sus hijos y generaciones venideras, sostuvo Rubén Delgado Mamani Director de ésta institución.

Se trata de una gran obra medio ambiental y con tan pequeño presupuesto, donde están comprometidos estratégicamente Agro Rural, Municipalidad de Ayapata y CECOVASA, están dando sus frutos que ya se cosechan en los valles vírgenes de Izquilaya y desde allí se garantizará la seguridad alimentaria para la región, el país y para la exportación de alimentos orgánicos de gran demanda en los mercados del exterior, dijo el funcionario.

Javier Pariapaza Arraya, alcalde  de la Municipalidad de Ayapata, secundado por su primer regidor Abraham Ramos Chumbilla, visionariamente se proyectaron para ser participes de este proyecto exitoso. El escollo más dramático es la falta de carretera, pero felizmente las distancias se acortaran, cuando la comuna avance 15 kilómetros más hasta llegar a los 1,500 msnm, donde se produce el mejor café de altura.

Nada de esto sería posible sin la participación técnica de CECOVASA, quienes abastecieron de semillas de calidad. Apenas salga el primer lote del café del valle de Izquilaya, garantizarán su comercialización en los mercados del mundo bajo sus licencias y certificaciones respectivas de calidad.

Esta propuesta quedaría totalmente asegurada, con un crecimiento inesperado de la cadena productiva y su comercialización, si se instalará en la zona una entidad crediticia que tanto pululan sólo en Puno y Juliaca. Los créditos se garantizarían con la producción de las cosechas diversificadas de árboles frutales, paltos, menestras, maíz e indudablemente el café de calidad mundial.

Deja un comentario