Ministerio de Agricultura lanza Plan Nacional de ‘La Tara’ con fines de exportación

Así lo informó el Director Ejecutivo del Programa AgroRural, Arq. Rodolfo Beltrán Bravo, señalando que el Perú es el principal productor de Tara en el mundo, y que los departamentos de mayor producción son Ancash, Cajamarca, Huánuco, Ica, La Libertad y Lambayeque.

Anunció también que se ha programado la creación del Instituto Nacional de la Tara que trabajará de la mano con la Sociedad Nacional de Industrias (SIN), la Asociación Nacional de Exportadores (ADEX) y otras organizaciones de la sociedad civil.

Dijo que el Perú, siendo el principal productor de Tara en el mundo, sólo exporta 5 mil toneladas, aunque existe mercado para más de 30 mil toneladas, siendo los principales demandantes EE.UU, Alemania, Suiza, España e Italia.

Beltrán Bravo, señaló que desde hace dos décadas, el Ministerio de Agricultura, a través de la propuesta del desarrollo forestal comunal participativo, viene promoviendo y ejecutando la instalación de importantes cantidad de plantaciones forestales con Tara.

Recordó que en la campaña Nacional de Reforestación de los 40 millones de árboles del presente año, se plantó un total de 1 millón 605 plantas de tara, y para la Campaña del año 2010 se tiene proyectado plantar alrededor de 6 millones de plantones de tara, es decir, un 10% de los 60 millones de árboles proyectados.

 

“Esta es una iniciativa del presidente Alan García, quien está dando una decidido impulso a la forestación con fines productivos” anotó.

Antes de los años 60, la Tara fue considerada como una especie forestal silvestre, bajo sistemas agroforestales y en bosques naturales. El principal uso que le dio el poblador andino fue como medicina natural, pues existían pocas plantas de Tara en producción, y la mayor parte se utilizaba como leña.

Debido a las bondades de esta planta, como son crecer en los valles interandinos, en la costa y ceja de selva del Perú, con temperaturas entre 12 a 18 ºC; requiere lluvias anuales mínimas entre los 400 a 600 mm, se desarrolla en todo tipo de suelo, y tienen alta demanda en los mercados mundiales, la Tara se presenta como una alternativa para mejorar las condiciones económicas y sociales de los campesinos del Perú.

Recientemente se han desarrollado experiencias exitosas en la costa sur del Perú, mediante riego tecnificado por goteo.

Rentabilidad y propiedades

La tara es rentable desde todo punto de vista. Se cosecha al tercer año, con un promedio de 5 kilos por cada árbol, incrementándose la producción año tras año, pudiendo llegar a producir entre 20 a 40 kg por planta. La mayor producción se da a partir de los 15 años y disminuye a los 65 años de edad de la planta.

El quintal de tara fluctúa entre los US$. 80 a US$ 120 dólares. La goma de hojuela tiene un costo de US$ 2,800 dólares y la goma en polvo alcanza los US$ 4,800.

Durante el procesamiento de la Tara, la vaina se separa de la pepa y se muele. Esto es un extraordinario producto de exportación como materia prima para la obtención del ácido tánico muy usado en las industrias peleteras de alta calidad, farmacéutica, química, de pinturas, entre otras.

Asimismo de las semillas, pepas o pepitas se obtiene, mediante un proceso térmico-mecánico, una goma de uso alimenticio proveniente del endosperma, constituyéndose en este instante alternativa a las gomas tradicionales en la industria mundial de alimentos, pinturas, barnices, entre otros.

 

La goma de tara es usada y requerida a nivel mundial en alimentos: lácteos, panadería, embutidos, bebidas, productos farmacéuticos y cosméticos; industrial: industria de papel, minera, del tabaco, textil, explosivos, tratamiento del agua, perforación de petróleo, entre otros.

La Tara también tiene propiedades medicinales: curar la amigdalitis, la fiebre, la gripe, cicatriza las heridas, evita la caída de cabello, y es efectivo contra piojos e insectos.

Deja un comentario