MINISTERIO DEL INTERIOR ENTREGÓ A MINAG 1,100 ZAPAPICOS Y 2,000 FRAZADAS PARA CCs de PUNO

Las zapapicos elaborados en base a las más de ocho mil armas de fuego decomisadas durante el año pasado serán destinados a los pequeños agricultores de unas 60 comunidades campesinas del altiplano para ser empleados en tareas agrícolas en el marco de la Campaña por la Paz y la Reconciliación Nacional. En tanto la entrega de frazadas se hizo en el marco de la campaña Nacional contra las heladas y el friaje.

 

El Secretario General del ministro Interior, Dr. Samuel Torres Benavides y el Director de Control de Servicios de Seguridad, Control de Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil (Dicscamec), Ricardo Ganiku, en representación del ministro del Interior, Gral. Octavio Salazar Miranda, entregaron los zapapicos y las frazadas al Ministro de Agricultura, Ing. Adolfo De Córdova Vélez y al Director Ejecutivo de AgroRural, Arq. Rodolfo Beltrán Bravo, para ser canalizados a los pequeños agricultores de las comunidades del altiplano puneño.

 

 

Los zapapicos serán entregados con sus respectivos mangos de madera, estos últimos  fueron mandados elaborar por AgroRural.
Tanto los zapapicos como las frazadas serán repartidos en microcuencas y comités conservacionistas de Quisuni, Ccaca, Huayrapata, Santa Cruz, Tiahuanaco, Patabamba, Ipacuña, Cachuño Sollocotana, Lakoni, Ccolla, Virgen de Copacabana, entre otros poblados ubicados en las provincias de Melgar, Azangaro y El Collao.
Es importante recordar que las ocho mil 312 armas, algunas de ellas entregadas voluntariamente y otras decomisadas a la delincuencia, fueron fundidas el pasado mes de junio en acto público en los hornos de la empresa Metalúrgica Peruana S.A., ubicada en El Agustino.
Estas armas que ayer desataron violencia y destruyeron sueños, en adelante serán empleadas para sembrar desarrollo en las zonas altoandinas donde hay altos niveles de pobreza y extrema pobreza.
Entre las armas fundidas se encuentran siete mil 91 que fueron decomisadas a delincuentes y mil 221 que fueron entregadas voluntariamente por sus poseedores. La mayor parte constituyen revólveres con tres mil 899 unidades, armas de fogueo adaptadas a tiro real con mil seis unidades y armas de juguete adaptadas a tiro real con 843 unidades.
En ese lote también figuran escopetas (819), pistolas (807), hechizas o de fabricación casera (549), carabinas (216), armas neumáticas (121), fusiles (40) y pistolas ametralladoras (12).
 
{youtube}_zthBsRRO9M{/youtube}

 

Deja un comentario